nos mueve la tierra

Naranjas a la madrileña

Categorías Recetas

Y finalizamos, por ahora, esta primera trilogía ‘madrileña’ con unas naranjas a la ídem. Plato algo más complejo, pero nada a lo que no puedan hacer frente los y las lectoras que pululen por esta parte del universo infinito de internet.

Se trata de nuestro primer postre dulce, del arranque por los terrenos de las golosinas, esas delicias tan sutiles, tan sugerentes y tan eróticas. Aunque hablando de erotismo, digamos que en esta ocasión el ‘pecado’ será venial porque el producto estrella del plato cumple las veces de contrapeso en la conciencia. Esa que tanto nos machaca cuando se trata de meter mano a algo que tenga más de 1 gramo de azúcar. ¡Tiempos modernos!

La estrella de la frutería en los meses invernales no es una estrella en el ocaso, todo lo contrario, sigue conservando esa aureola colorida, aburrida y pelotera, por la que no pasan los años. La naranja está como el primer día: nunca pasa de moda. ¡Y tiene buena prensa!, algo de lo que solo pueden presumir Rafa Nadal y ella.

No hace falta recordar que este país nuestro es uno de los principales productores mundiales (los árabes la introdujeron en el siglo X desde Oriente Próximo), de ahí que nuestras vivencias no se entiendan sin su compañía. Los recuerdos siempre son anaranjados. La naranja es el ’20 de abril del 90’ nacional. Unos tienen su hoja de Arce, su rosa o su trébol, y nosotros tenemos a ‘Naranjito’.

Y aunque todos nos lo sabemos de carrerilla no está de más recordar lo que da de sí, que es mucho y variado: blinda ante las infecciones y combate el envejecimiento celular por su alto contenido en vitamina C, es un alimento con múltiples beneficios para el sistema inmunitario (¿os suena de algo?), regula el colesterol, ayuda a fortalecer los huesos, es un magnífico regulador estomacal e intestinal, y posee propiedades antidepresivas. Por no hablar de su versatilidad en la cocina.

En esta ocasión, la naranja estará acompañada de un particular arroz con leche, con lo que cubrimos la parcela energética (el capítulo del arroz será convenientemente tratado en otras recetas más adelante). Por cierto, hay quién asegura que cocinar dulce es más difícil que cocinar salado, cuestión a debatir que se soluciona poniendo atención a las medidas, a las cantidades y a los tiempos, que es lo que precisamente hay que hacer aquí.

¿Te animas?

Ingredientes para 4 personas:

  • 200 g de arroz
  • 1 l de leche
  • 300 g de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 1 kg de naranjas
  • 1 rama de canela

Preparación

  1. Se pelan las naranjas, se separan los gajos y se reservan.
  2. Se prepara un almíbar con 100 g de azúcar y un poco de agua (la mitad del azúcar). Se retira del fuego, se deja enfriar y se vierte sobre los gajos de naranja.
  3. A continuación, se prepara un arroz con leche. Se pone a hervir el litro de leche con el arroz y la rama de canela. Que hierva todo entre 25 y 30 minutos. Pasado el tiempo, se retira del fuego y se mezcla con 150 g de azúcar, la corteza de naranja rallada y las yemas de huevo crudas, que se incorporan con cuidado una a una, mezclándolas bien.
  4. En un cazo, se prepara un caramelo claro con 50 g de azúcar y una cucharada de agua.
  5. Seguidamente, se cubre un molde con ese caramelo, se deja enfriar algo y se vierte el arroz con leche. Se pone el molde al baño maría y se hornea entre 15 y 20           minutos a 170 ºC para que cuaje.
  6. Una vez frío, se desmolda y se presenta con los gajos de naranja.

Trucos del Chef

  • Debes retirar la piel a los gajos de la naranja: vive libre de amarguras.
  • Para el almíbar conviene que la cocción sea progresiva, empezando a fuego lento hasta que se disuelva el azúcar, momento en el que podremos subir la temperatura y dejar cocer hasta conseguir el punto deseado.
  • Toda la cocción del arroz con leche debe realizarse a fuego medio-bajo, removiendo suavemente la mezcla con una cuchara de madera para que el arroz libere el almidón y se obtenga la cremosidad deseada.
  • Se puede sustituir la canela por una rama de vainilla, que, como se hace con la canela, se retirará cuando ya esté infusionada.

Deja un comentario

Abrir chat
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
[]
Carrito
  • Su carrito está vacío.