nos mueve la tierra

Situación dramática para casi 4.000 municipios españoles

El secretario general para el Reto Demográfico habla de "un modelo insostenible" y "especialmente injusto". Resulta necesario un pacto entre la ciudad y el campo.
Categorías Actualidad · Desarrollo rural

La situación es “grave”. Casi 4.000 municipios -3.961- se encuentran en riesgo severo de despoblación, prácticamente la mitad de los que conforman nuestro país. El declive de la España interior supone no solo “un modelo insostenible”, sino que es “especialmente injusto”.

Son datos de una contundencia extrema y el que así se expresa es el secretario general para el Reto Demográfico, Francisco Boya,  que esta semana inauguraba el Curso Internacional de Verano/Otoño de la Universidad de Extremadura (UEX) “La reforma del modelo territorial ante el reto demográfico”. Boya abogó, según informa EFE, por abordar este problema no solo desde el ámbito de las administraciones, sino también desde la ciencia, la investigación y la universidad, y planteó que la situación hace necesario combatir las “brechas estructurales” que surgen de la despoblación.

En los pueblos no solo existe la grieta entre lo rural, lo intermedio y lo urbano, sino también la brecha de género, la intergeneracional y sobre todo la digital, que puede suponer, ha dicho, “una barrera infranqueable si no ponemos las medidas adecuadas que ayuden al medio rural”. En todo caso, subrayó “las oportunidades que existen si sabemos aprovecharlas” y recordó que con la pandemia más de 100.000 personas en España han abandonado el mundo urbano para irse al rural.

Un pacto entre la ciudad y el pueblo

El secretario general para el Reto Demográfico defendió la idea de avanzar en un nuevo modelo basado en el equilibrio territorial, “capaz de generar oportunidades en todo el territorio”. En este sentido, consideró necesario “superar la idea del desarrollo rural y plantear ciertamente una estrategia global de cohesión social que sea capaz de vertebrar el conjunto del país”. En ese mismo marco de análisis, indicó también que hay que superar el debate de confrontación entre lo rural y lo urbano, que a veces llega a tener “sesgos nacionalistas” y una “mirada corta estrictamente sobre lo local”.

A su juicio, es esencial “un pacto entre lo urbano y lo rural” bajo la idea de la corresponsabilidad de todos para “un futuro mejor y sostenible” con el concepto de “inteligencia territorial”.

Finalmente, Francisco Boya abogó también por “escribir un nuevo relato del mundo rural” mucho más optimista y en el que se destaquen sus virtudes, así como por “poner lo pequeño en el centro de la política” en una batalla que no tiene color y que es “la batalla por la justicia territorial”.

Deja un comentario

Abrir chat
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
[]
Carrito
  • Su carrito está vacío.